HOME Anestesia Inhalatoria

Anestesia Inhalatoria 

La realidad, es que no existe en medicina Humana ni en medicina Veterinaria un protocolo anestésico 100 % efectivo y sin riesgo de vida; lo que vamos a hacer, es lo más seguro que hay hoy en medicina. 

El dolor agudo puede traer consecuencias fatales para su mascota, por tal motivo existen en medicina veterinaria distintas alternativas para su tratamiento: la analgesia, terapias físicas, la anestesia local y regional, la anestesia general inyectable y la anestesia general inhalatoria.

La práctica de anestesia inhalatoria es un procedimiento diferencial en lo que respecta a la supresión del dolor en los seres vivos. 

Cuando hablamos que un animal va a ser sometido a anestesia general controlada nos referimos a que cumple con los siguientes principios: Hipnosis (Inconsciencia), Relajación Muscular, Analgesia (Sin dolor), Moderación del Sistema Nervioso Autónomo. 

Estos anestésicos se administran, y en gran parte se eliminan, por vía respiratoria lo que hace indispensable el uso de oxígeno a través de un circuito de tubos conectados por un extremo al animal y por el otro a un equipo adecuado para tal fin. El hecho de que un animal esté intubado permite actuar más rápido ante una urgencia y reducir el número de enfermedades o muertes por causas anestésicas. 

Así mismo, el manejo de esta anestesia es más sencillo que del modo inyectable y los cambios se dan al instante. La eliminación de los anestésicos inhalados se hace en un gran porcentaje por vía respiratoria, es decir, con cada espiración del animal, por lo que el animal despierta antes que con otras anestesias. 

La anestesia fija también es muy segura, pero si surge algún inconveniente lo tiene que resolver el mismo cirujano o un ayudante; con lo cual este tiene que dejar de operar y hacer determinadas maniobras que, podrían darle más riesgo a la vida del animal. 

La anestesia inhalatoria crea un “’plus” de seguridad no por menos despreciable, estar 2 o mas profesionales involucrados en el control de todos los parámetros vitales.

Esta va a estar continuamente monitoreada respecto a la frecuencia cardiaca, frecuencia respiratoria, presencia de arritmias, presión arterial, las presiones de los gases que entran y salen (oxígeno y dióxido de carbono) y concentración de gas anestésico en el paciente.

Sumado a la práctica se suele controlar la temperatura del animal mediante una manta eléctrica ya que la administración de oxígeno y líquido. 

Además está incluida la utilización de drogas analgésicas y antiinflamatorias mucho más potentes y de mejor calidad de las que se usan en la anestesia fija (como ser opioides, corticoides, anestésicos locales y generales). 

Otra cosa que es muy importante, es que en cirugías con entrada o riesgo de penetración en la cavidad torácica, no damos la opción de elegir entre anestesia fija o anestesia inhalatoria.

En otras cirugías como castraciones, cirugías varias de piel o abdominales, cirugías traumatológicas de miembros, etc., si damos la opción de elegir a la gente (mas que nada por el costo). 

Esto se debe a que cuando son cirugías de corazón, pulmón, tumores en la cavidad torácica o cualquier otra cirugía de tórax, o cirugías que estén cercanas al tórax, tenemos que hacer si o si anestesia inhalatoria. Eso se debe, a que si por error o por necesidad, llego a “pinchar” esta cavidad el animal puede hacer lo que llamamos “neumotórax”. Si hace un neumotórax, y no estamos haciendo esa cirugía con anestesia inhalatoria, lo más probable es que se muera en el acto. Por supuesto no sufre nada, porque esta anestesiado, pero terminamos mal…

Con anestesia inhalatoria, el cirujano puedo abrir el tórax, tocar el corazón, los pulmones, etc., que si uno realiza esas maniobras con pericia y conocimiento, no pasa nada de nada … 

Esta manera de trabajar está especialmente indicada mientras más riesgosa sea la cirugía o peor sea el estado del animal al momento de operarlo, por ejemplo: cirugías prolongadas, cirugías de tórax, de grandes órganos, pacientes adultos o seniles, cachorros débiles, etc.

Aunque su utilización en cirugías menores riesgosas como castraciones; limpieza de dientes; extracciones de cuerpos extraño y demás maniobras sencillas.   

 VENTAJAS: Seguridad
                       Confort 
                       Precisión
                       Recuperación más rápida
                       Presencia de Anestesista 

DESVENTAJAS: Costo superior  - $ 1.000
 

UN PACIENTE SIN DOLOR ES UN PACIENTE QUE SE RECUPERA MÁS RÁPIDO
 

La Clínica Veterinaria del Sur cuenta con un equipo de profesionales con una amplia trayectoria en el manejo de anestesia inhalatoria en diversas especies de animales. 

Si su mascota necesita algo que no figure en esta página, le pedimos por favor que nos contacte por teléfono o nos envié un e-mail. Porque, seguramente, podemos hallar la solución a su necesidad.


 

      
 

 

 

 

Desarrollo nuestro sitio web: www.sucursalesonline.com