HOME Oncología Veterinaria
¿De qué hablamos cuando hablamos de Cáncer?

Cáncer es una denominación genérica para un grupo de más de 100 enfermedades que pueden afectar cualquier parte del cuerpo y se caracterizan por la rápida creación de células anormales cuyo crecimiento va más allá de los parámetros normales, llegando incluso a afectar otros órganos.
 


Aunque la información genética es la principal responsable del desarrollo del cáncer, muchos otros factores juegan también un papel relevante.

El cáncer no es sinónimo de muerte.

Tampoco es una enfermedad simple para la cual haya un solo tratamiento.

Una vez instaurado, tiene varias formas diferentes de presentación, y cada forma responde en forma diferente al tratamiento.


Que es la Oncología Veterinaria


Es la rama de la medicina veterinaria, que se encarga de estudiar todo lo relacionado al proceso de formación de tumores benignos y malignos, así también como su tratamiento y su forma de prevención.

 
La búsqueda de curaciones para el cancer es dura pero no imposible


La dificultad de curar un cáncer en nuestras mascotas, es como la de librarse de las malas hierbas. Las células cancerosas pueden ser extirpadas quirúrgicamente o destruidas con agentes tóxicos o con radiación, pero es difícil erradicarlas todas y cada una de ellas. La cirugía y los métodos diagnósticos complementarios raramente puede descubrir todas las metástasis; y los tratamientos que matan a las células cancerosas generalmente también son tóxicos para las células normales. Además, con que queden unas cuantas células cancerosas, pueden proliferar y producir un resurgimiento de la enfermedad en el animal; a diferencia de las células normales, pueden desarrollar resistencia a los tóxicos utilizados en su contra. A pesar de todo ello, la perspectiva no es desesperada.

A despecho de las dificultades, se han desarrollado curas efectivas utilizando drogas anticancerosas solas o en combinación con otros tratamientos, contra algunos cánceres que anteriormente eran muy letales (linfoma en perros y gatos, algunas leucemias felinas).
Además, para el caso de algunos de los cánceres más comunes en veterinaria, una cirugía apropiada, quimioterapia o radioterapia local permiten la recuperación de una gran proporción de animales si la enfermedad se diagnostica en una etapa razonablemente temprana. En algunos casos, tratamientos efectivos, están basados en el entendimiento de las causas de un tipo específico de cáncer. Incluso cuando la curación parece estar fuera de nuestro alcance, se dispone de tratamientos que prolongan la vida o al menos alivian la dolencia.

Una gran parte de la investigación clínica veterinaria, sobre el cáncer se centra en el problema de cómo matar selectivamente las células cancerosas. En su mayoría, los métodos actuales aprovechan diferencias relativamente sutiles existentes entre las células normales y las neoplásicas con respecto a su velocidad de proliferación, a su metabolismo y a la sensibilidad a la radiación; estos métodos tienen efectos tóxicos locales desagradables. Algunos tipos de células cancerosas son especialmente vulnerables al ataque selectivo porque dependen de hormonas específicas o porque sus superficies tienen características químicas no usuales que pueden ser reconocidas por anticuerpos del sistema inmune. Sin embargo, en general el progreso en el difícil problema de la selectividad anticancerosa ha sido lento -una cuestión de ensayo y error con una dosis igual de adivinación y de cálculo racional-.

En la búsqueda de métodos mejores para controlar la supervivencia, la proliferación y la expansión de las células cancerosas, es importante examinar más detalladamente las estrategias mediante las que estas células prosperan y se multiplican.

Valor de la consulta: $ 600 pesos

Desarrollo nuestro sitio web: www.sucursalesonline.com