HOME Cirugías Corte de Orejas en Pit Bull Generalidades sobre el corte de orejas

Estándares 

No todas las orejas se cortan igual, sino que hay variaciones justificadas en función de la raza, forma y longitud de la oreja y sexo del animal.

Las orejas se cortan rectas o curvas; se deja poca bolsa y los cartílagos trago y antitragos se cortan hasta que queden lo más unido posible a la cabeza.

En las razas con una cabeza ancha, se pueden dejar las orejas más grandes y anchas (por ejemplo: Bóxer hacia Doberman).

Es importante tener en cuenta la corpulencia de los progenitores para hacerse una idea del aspecto que tendrá el cachorro cuando sea adulto y hacerle una otoplastía que no resulte antiestética en un futuro.

  

Consideraciones generales 

Estado general: es importante que el cachorro esté en buen estado general, desparasitado, vacunado y bien nutrido, ya que el estrés de la anestesia y de la intervención pueden suprimir las respuestas del sistema inmune y aumentar la susceptibilidad a la infección.

Edad: se puede realizar la otoplastía a partir de las 8 semanas hasta 9-12 meses de edad, aunque no es recomendable esperar tanto ya que con la edad disminuyen las probabilidades de éxito. Es importante tener en cuenta las recomendaciones establecidas por cada raza. 

RAZA

 

EDAD

LONGITUD DE LAS OREJAS

Pit bull Terrier

 

4-5 meses

 

1/3-2/3

 

Schnauzer

10 semanas

2 / 3

Bóxer

9-10 semanas

2 / 3 - ¾

Doberman

8-9 semanas

3/4

Gran Danés

9 semanas o 8-10 kg

3/4

Boston Terrier

4-6 meses

1/3-2/3

 

 

Complicaciones y consecuencias

Los inconvenientes del corte de orejas son que la intervención requiere anestesia general, con los riesgos derivados de la misma, el riesgo de sufrir infecciones secundarias, mas sobre todo esta práctica causa la eliminación de la protección de los conductos auditivos y por esto hay la probabilidad de sufrir afecciones óticas. Claramente la mayoría de las complicaciones posteriores son en relación con la curación de heridas, pero todas de fácil resolución mientras haya una buena comunicación con el cirujano actuante.

El problema más grave, según los propietarios, es la pérdida de posición erecta de las orejas.

Los problemas más comunes son la desviación medial y lateral de la punta de la oreja. Puede requerirse una sujeción externa durante 20 semanas y, sin embargo, puede que las orejas queden caídas. Entonces el último recurso es la corrección quirúrgica de estas desviaciones.

Debido a los soportes utilizados en el interior de la oreja son frecuentes las otitis externas que requieren tratamiento.

Hay que tener en cuenta que la otoplastía causa un dolor que va entre el molesto y el medio-moderado y la recuperación de esta intervención es dolorosa. Sin embargo, utilizamos de rutina protocolos analgésicos y antiinflamatorios acorde al tipo de intervención; con lo cual se logra disminuir este problema en forma considerable.

 

Desarrollo nuestro sitio web: www.sucursalesonline.com